miércoles, 18 de agosto de 2010

Casa

Estamos en proceso de compra de casa.

Junto con la llegada de un nuevo integrante a las fiestas para las fiestas de fin de año (justo entre Navidad y año nuevo....), tenemos que encontrar una casa que nos acoja a todos.


Llevamos meses buscando, y hemos visto cada cosa..... Es decir, un baño de uno por uno, con un lavamanos y un WC y una ducha teléfono sobre el estanque del baño NO ES UN BAÑO COMPLETO. Una pieza de dos metros por dos metros en el que si metes la cama no cierra la puerta NO ES UN DORMITORIO. Una casa que no han pintado en 50 años y que muestra las cicatrices de los últimos terremotos, con fugas de agua en todas las llaves y ventanas que sirven más abiertas que cerradas no está "en excelente estado". Un jardín de 20 metros cuadrados no es un amplio jardín. No, no y no.

En fin.

Un día nos pareció encontrar la casa adecuada. Bien mantenida, con alguna deficiencia en el gusto de los propietarios, pero en buen estado. Amplia y bien ubicada. Eureka. Entonces hicimos una oferta. Y la propietaria, una dulce señora que nos sirvió té con miel, dijo que si. Y empezamos a conversar los términos de la venta. Incluso le pasamos una reserva en ese momento.

Nos pidió un pie en la promesa. Mhmhm.. mire, eso no corresponde, pero podríamos conversarlo.

Y el pago definitivo? Bueno, lo clásico, se firma en Notaría, se deja el valevista en la Notaria, se inscribe y cuando el Conservador de Bienes Raíces dice: "es mía", usté va al Notaría y retira su pago. En caso del crédito hipotecario, a veces el banco se toma unos dias para emitir el documento , pero es lo que se hace siempre. Mhmhmhmh. Bueno, si se hace así....

Nos despedimos cordialmente, y quedamos en intercambiar borradores de contrato en los siguientes días.

Insistieron con el tema del pago al momento de la promesa y finalmente accedimos a darles un pequeño monto.

Y de repente de un día para otro, la dueña y la corredora piden reunión, y en la reunión, devuelven el cheque e informan que la operación no iba más, que no nos iba a vender la casa, porque eramos gente desconfiada. Y que ella no quería vender la casa a alguien en quien no confiara.

Aló? La conozco hace una semana, he hablado con usted una vez, vamos a hacer una transacción por varios millones de pesos, y resulta que debo confiar en usted inmediatamente??

Bueno, resulta que a ella nadie le enseñó como se hacen las cosas. Y la corredora cachaba menos aún. Y en opinión de la propietaria, esto que dejaramos la plata en Notaría era un acto de desconfianza por parte nuestras, así que "no nos merecíamos la casa".
Y su decisión era irrevocable. No, no y no.
Esto acompañado con cara de "estresada lánguida depresiva enferma"
. Mal.
¿Teorías?

- Que encontró otro comprador que le ofreció más plata.

- Que se arrepintió de vender la casa.
- Que quería hacer negocio a costa nuestra.

- Que es bipolar.


Aporte la suya.

5 comentarios:

Ja dijo...

mmm... antes de opinar, necesito saber más datos de la susodicha.

Quizá sólo quería vitrinear compradores. Tal vez la pobre no conoce mucha gente y quería que la visitaran.

¿era viuda o soltera? Porque, en ese caso, quizá no quería vender precisamente la casa.

O, en una de esas, es psicópata y buscaba a su próxima víctima, en tal caso, una familia completa la podría complicar.

Fran dijo...

Buena pregunta.
Casada pero el marido vivía en el extranjero. No dio señales de estar separada, pero todos saben que las relaciones a distancia no funcionan.
Y dos hijos. Grandes.

Flo dijo...

La casa tiene valor sentimental para la señora. O está confiada en la plusvalía, como "otra" que yo conocí.

Scarlet O´Hara dijo...

Ah, que importa, vieja de mierda, que se vaya a la chucha.

r dijo...

"hay una cosa que es peor que llegar a viejo... llegar a vieja"