viernes, 21 de agosto de 2009

Recuerdos de chica

Como que últimamente (hablando de los últimos años) existe una especie de culto a la nostalgia. Y empezamos a escuchar los discos con recopilaciones de música de monitos animados, volvieron esas zapatillas blancas que de chicos odiábamos, y no poca gente usa orgullosa las clásicas botas de goma, que cuando chica me hacían llorar cada vez que mi mamá me obligaba a usarlas.
Mientras más estilo antiguo sea la bicicleta, mejor. Ahora, si es como la de "Machuca", éxito total. Y si antes se usaban audífonos ínfimos, ahora por la calle van individuos con audífonos que incluso superan con creces el diámetro de la cabeza y que en los ochenta eran sinónimo de estar out.
Está totalmente in tener un escarabajo, una citroneta, y una renoleta vendría a ser el non plus ultra. He visto gente manejar su Citroen Visa como si fuera su Porche, aunque no tenga apoya cabezas, ni retrovisor a ambos lados.





Observando todo este fenómeno (al cual sólo he caído adquiriendo un precioso Ericofon) me ha dado con la nostalgia y he intentado llegar a mis recuerdos más antiguos. Y así como recuerdo que mi papá tuvo una renoleta color celeste (que de hecho ni él recordaba), he recordado aquellas imagenes o ideas alteradas, modificadas, o simplemente mezcladas con la fantasía propia de la infancia:
- Cuando era chica, estaba convencida que Argentina era una graaaan cancha de tenis, en la cual constantemente estaba jugando Paloma San Basilio vestida con un vestido de lentejuelas azules/negras, cantando "no llores por mí argentiiiiinaaaa". Cómo llegué a eso? Debo haber visto un partido de tenis importante en Argentina, y luego la versión de Evita cantada por Paloma San Basilio. Obvio.
- Alemania era un pais que quedaba sobre Chile (es decir en el cielo). Y como allá llovía tanto, y las calles eran antiguas de adoquines, la lluvia se filtraba y llegaba a Chile. Entonces, si llovía en Viña, era porque en Alemania estaba lloviendo a cántaros. Cómo llegué a esa conclusión? Cuando chica me acuerdo haber ido a dejar a mi abuela al aeropuerto, porque iba a Alemania a ver a mi tío. Y el avión se fue por los aires y se perdió en las nubes. O sea, Alemania estaba arriba. Lógico.
- Esa maldita publicidad de Altas de comienzo de los ochenta me tenía convencida que si íbamos a una sucursal de esa financiera, me iban a regalar un huevo en un canastito. Mentiras, puras mentiras.
- La canción del tío Memo respecto a cómo se alimentaba la guagua que estaba en la guata de su mamá se prestaba para interpretaciones. Y la mía era que la mamá se metía una cuchara con comida por su propio ombligo y así alcanzaba la boca de la guagua y le daba de comer. Claro, porque contaban que se alimentaba por el ombligo pero no especificaba por el ombligo de quién!!!

Aun no recuerdo en qué momento me di cuenta que estaba equivocada. Pero igual debe haber sido desilusionante darme cuenta que si iba a Argentina, no iba a encontrar a Paloma San Basilio.

3 comentarios:

Mafe dijo...

uy, son esas cosas que uno piensa cuando pequeña y no se aclaran sino hasta pasar el tiempo...

Yo creia cuando pequeña que las imágenes en blanco y negro de la tele, del mundo antiguo, onda los años 30 etc. eran realmente en la realidad de blanco y negro...miraba a mis abuelos, y pensaba con horror, como eran ellos en la antiguedad como niños, sin colores. Muy loco.

Y tienes mucha razón, se están usando cosas de la época de los ochenta, los colores, los pantalones abombillados, las zapatillas reebok con caña blanca (que tuve siendo pequeña, gracias al esfuerzo de mi mamá), y los autos antiguos. El problema que antes esas cosas eran accequibles porque nadie las tomaba en cuenta, ahora que están de moda, están carísimas. Yo obligada a seguir siendo diferente con el prsupuesto de Universitaria estatal jajaja

Me encata tu blog, un abrazo.

Vivi dijo...

yo calculaba obsesivamente que edad tendria el año 2000 y cuando cache que iba a tener 23 no me parecio tan terrible que se fuera a acabar el mundo porque total ya iba a ser vieja!!

franco ferreira dijo...

jajaa, muy bueno el post. Me dio mucha risa la explicación de las cosas que imaginabas cuando chica.
Yo siempre creí que cuando mis papás iban a la "pastoral" en mi colegio, eso significaba que se tiraban en un prado de pasto a conversar. Pero en fin... así somos los niños, no?
cuídate mucho, ha sido un gusto pasar a verte :)